Cómo malgastar el dinero

1 07 2008

Muy sencillo. Nos situamos en Japón con la edad mínima para consumir tabaco, 20 años.

Una empresa fabrica máquinas expendedoras de tabaco con cámara integrada que reconoce la edad mediante un escáner facial (estructura de los huesos, número de arrugas y forma de la cara), si reconoce que el comprador tiene menos de 20 años le pide un documento acreditativo.

Las principales tabacaleras compran esas máquinas y las distribuyen por las principales ciudades japonesas desde finales del año pasado.

Hace poco un periodista pone una revista con una foto de un adulto delante de la cámara-escáner y está reconoce que tiene más de 20 años.

Máquinas con cámara-escáner

Fin de la historia. El fabricante pierde millones invertidos en innovación, tecnología y creación de las máquinas y los compradores pierden otros millones por las compras de dichas máquinas. Todo porque cualquiera puede poner una revista ante la cámara y no preveieron ésto…

Vía – Abadía Digital


Acciones

Information

6 responses

1 07 2008
Princesa Eterna

En Dublin there aren`t this machines.😀

1 07 2008
Yomismo

Y digo yo. Si reconoce que tienes menos de 20 años y te pide un documento para acreditar que es mentira, ¿porqué no pide el documento siempre?

1 07 2008
[DoodoM]

Ya. ¿Y si alguien menor de 20 años le pide a alguien mayor de 20 años que ponga la jeta para poder comprar tabaco? Eso la máquina no lo reconoce. ;P

1 07 2008
Miky

@doodom: Ni la máquina ni las personas. El truco de pillar al amigo mayor para ir al bar y que te pille tabaco siempre ha funcionado

1 07 2008
NoiK

Vaya, increíble pifia… Como decis, lo de llamar a un mayor siempre funcionará, y no se podrá impedir.

Saludos =).

19 09 2008
Ismas

Vale, pero ¿Cuál es el problema?
Primero, el fabricante hace un producto absolutamente inutil a sabiendas, ya que cualquier analista con un dedo de frente encontraría la evidente vulnerabilidad del sistema. Así que el fabricante es culpable.
Segundo, aún sabiendo que su producto es un truño, sus comerciales consiguen venderselo a los clientes. Eso en mi pueblo se llama fraude.
Tercero, el cliente es tan gilipollas como para no darse cuenta. Si su puesto es público debería estar inmediatamente de patitas en la calle por incompetente.

Así que de millones en innovación y tecnología, nada. Puede que el reconocimiento facial haya costado años de trabajo, pero la aplicación es errónea.

Carcel para todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s